VERANO 2008: Semanas clave para Internet


Una vez superado absorbido el desastre de Barajas, y compartiendo las palabras de un vecino de San Bartolomé de Tirajana (pequeño municipio grancanario que ha perdido a 13 de sus vecinos): ‘Ese vuelo era muy barato, lo hemos cogido todos’, no nos queda más remedio que continuar, a pesar de ir conociendo historias de amigos de primos que iban en el avión, compañeras de trabajo de una tía y, en fin, de lo inevitable cuando se trata de una isla en la que, sin ser tópico, todo el mundo se conoce. Lo dicho, mi recuerdo y dedicación.

Como títulábamos este post, el verano 2008 no sólo nos ha dejado esta tragedia que últimamente no nos deja pensar, también ha sido testigo de dos importantes pasos en el mundo de Internet que bien merecen nuestra atención: la primera guerra cibernética conocida y, mucho más amable, el importantísimo despliegue publicitario de Televisión Española anunciando su nueva Web, sus posibilidades de visionado en directo y diferido, y su salto definitivo al mundo de la movilidad. Puede resultar una frivolidad, pero me ha parecido que comentar la cara y la cruz de Internet en cuanto a sus posibilidad de crear o destruir podría resultar interesante a la hora de analizar el amplio abánico que se le está descubriendo a la Red de Redes (y lo que nos queda).

Por una parte, y tratando el tema más tedioso, si se confirma que Rusia ha utilizado las armas que te ofrece el teclado para manipular las páginas institucionales de Georgia días antes de que empezara la guerra, estaríamos, definitivamente, ante una nueva forma de propaganda militar que sustituira a la clásica suelta de papeletas con o sin forma de envoltorio de bocadillo de chopped. Lo extraño, y por otra parte digno de ser investigado, es que haya sido Rusia la artífice de tan peculiar arma, en lugar de los Estados Unidos, claro que la eficacia sería ínfima en los países ocupados ayudados en la última década: Irak y Afganistán.

Por otra parte, todos aquellos que hemos podido seguir los Juegos Olímpicos de Pekín a través de Televisión Española, hemos sido testigos del estudiado tintineo con el que nos han bombardeado sus locutores, tratando de recordarnos que todo lo que estábamos viendo también podríamos contemplarlo en su página Web ‘erre, te, uve, e, punto es…’ y, por supuesto (como si fuera obvio), a través del móvil, previa descarga de una aplicación desarrollada por Ads Media Mobile -empresa catalana centrada en la movilidad y que en vista de la importancia que da en su Web a publicitar el potencial de su medio, se le presupone un gran futuro-. Es un hito muy importante para el mundo audiovisual, y un claro acercamiento a nuestro mundo virtual. Mi gran amigo Jorge Villabona, ya lo expresa en su blog, como de costumbre, de forma magistral: le ha salido un serio rival a la concentración de audiencia en unos pocos canales de televisión convencional, es más, reitero lo señalado también en mi Blog: Internet y el móvil son los sustitutos naturales de la televisión analógica. La noticia es que sean las propias cadenas las que, con muy buen criterio, hayan decidido ser ellas mismas las que se hagan dueñas del mercado, en lugar de dejarse merendar por otros, adelantándose a la línea que ahora parece que llevan los diarios tradicionales, que tras luchas internas intestinas se han dado cuenta que son ellos mismo los que deben ‘canibalizarse’, ya que, irremediablemente, aunque afortunadamente de forma lenta y sosegada, el papel muere, habiéndole puesto alguno incluso fecha, como Bernardo Hernández, en su artículo ya comentado ‘el día de la muerte del papel’.

Apurando las últimas horas de este lunes de agosto, y lo que es más trascendente, pasando mis últimos minutos como ‘Rodríguez’, me doy cuenta que hoy llevo más de doce horas sentado frente a la pantalla de un ordenador, por lo que pido disculpas si hay alguna incongruencia en estas reflexiones. En estos momentos me siento identificado con un reciente post de Ismael El-Qudsi, compañero de batallas en Páginas Amarillas, referente del mercado online, y, como no, gran amigo, en el que advierte de la problemática que pudiera surgir si te sientes identificado con ‘La vida del geek’, pero tranquilos, mañana poblarán esta casa mis dos hijos y me harán, llevado a términos interpretativos, romper, definitivamente, la ‘cuarta pared’ . Os dejo una foto de ellos tomada hace tan sólo dos semanas en las dunas de Maspalomas, impresionante playa (ahora explotada) que precisamente, y perdonad la reiteración, pertenece al municipio de San Bartolomé de Tirajana, tristemente sacudido y ya apuntado en el comienzo de este post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s