Media docena de años escribiendo en este Blog


‘Lo difícil de un blog es mantenerlo’. Con esta sencilla frase es aconsejado siempre el novato que emprende la aventura de ‘bloguear’, y con esa también contundente fuerza traté de comenzar lo que hoy es un resumen de mis últimos años profesionales y, en ocasiones, personales. Seis años apasionantes e intensos, aunque a buen seguro de menor intensidad y pasión que los próximos seis, que espero seguir resumiendo en estas líneas. Media docena de años, la mitad de las unidades que cuenta el precioso proyecto ‘Una docena de…‘ de, entre otros, mi buena amiga Cristina. Un tiempo en el que, por cierto, he visto como se iban evaporando tres de los cuatro blogs que me sirvieron de inspiración, lo que, en ningún caso, demuestra que este formato esté muerto, ni mucho menos.

Durante este corto periodo me dio tiempo a dejar una gran empresa, a cerrar mi proyecto empresarial, a iniciar una nueva aventura empresarial, a entrar en otra gran empresa en la que actualmente trabajo, e incluso a darme un vuelta por la política en los más de 230 post que he completado. Sin embargo, lo que más me llena es haber mantenido esta bitácora durante 84 meses diciendo lo que me da la gana, lo que me ha apetecido, siendo fiel a mi forma de pensar y de entender las cosas. Porque un blog está para ser libre. Es un espacio personal que cada uno utiliza como entiende conveniente, que siempre suele ser para proyectarse y darse a concoer, así como difundir -si el respetable lo visita- las ideas propias en las que uno cree.

No, no vas a ganar dinero con tu Blog personal, como bien dice Mediotic. Más bien te costará dinero, poco, pero sobre todo te consumirá tiempo, tiempo que te servirá para actualizarte y entender la realidad del microcosmos que elijas. Por mi parte le seguiré dando mucho cariño, el mismo que él me devuelve todos los días cuando reviso el número de visitas que se han interesado por lo que escribo, e incluso por mí algún que otro despistado.

Gracias a todos por estar ahí. De nuevo, como en mi primer post con imagen, pongo la foto de Masca, en Tenerife, el pueblo en el que espero jubilarme algún día, desde luego, sin esperar a que se haga realidad con los beneficios de este espacio😉.

dscn1178