INFORMACIÓN ES PODER: Túnez y la nueva era de la comunicación


Información es poder. Nada nuevo, todos lo sabemos. Lo que parece que no saben todos es que esa información ya no está en manos de los de siempre, y que en toda su profundidad se ha democratizado, nos guste o no. A mi particularmente me encanta, y más me gustará cuando realmente empecemos a ver sus consecuencias, algo que hasta no ahora no se ha visto ni de lejos.

La caída del hasta ahora presidente de Túnez, Zine El Abidine Ben Ali -eurosimpático hasta hace unas horas y yankeefriend hasta que no se demuestre lo contrario- ha sido provocada, o al menos detonada, por las filtraciones que Wikileaks ‘dejó escapar’ a finales del año 2010. La capacidad de difusión de la red y el caldo de cultivo en el que ya se movían los sufridos ciudadanos de la República Tunecina hicieron el resto.

Lejos de analizar la situación del país magrebí, y más lejos aún de adjetivar la ceguera de occidente en éste y tantos otros países, me quedo con la imparable ola de información democrática que a modo de tsunami va a integrarse en la conciencia de aquellos que hasta ahora permanecían engañados. No sé el tiempo que tardará, aunque el cambio en la forma de comunicación, la cada vez menor influencia de los grandes grupos mediáticos -generalmente tintados de un color u otro- y el libre acceso a la red, están sumándose espontáneamente para conformar un nuevo panorama político y social que puede dejar al falso cambio de modelo económico mundial a la altura del maquillaje de señorita Pepis.

Con la misma velocidad que la página dedicada a Túnez en la WikiPedia ha cambiado el nombre del presidente, es probable que asistamos a nuevas revoluciones, que no necesariamente serán similares a la tunecina, aunque parece que sí se pudieran estar preparando en Jordania, Egipto, Libia, Argelia o nuestro hermanísimo Marruecos. En esta ocasión me gustaría centrarme en pequeñas revoluciones que agitarán los grupos civiles en mayor o menor número rebelándose contra lo falsamente establecido, recalcando falsamente, ya que podría parecer esto una arenga a la rebelión contra lo establecido, no, pero sí a lo falsamente establecido, que es mucho.

Al hasta ahora poderoso no le gusta WikiLeaks, es más, a los que hasta ahora manejaban la llave del grifo de la información -y construían ‘su verdad’- no les agrada en demasía Internet, aunque se suben al tren de manera torpe y con la desconfianza de quién pide ayuda a ‘su enemigo’. Saben que la barrera de entrada para difundir la palabra y la obra -que dirían algunos- es mínima, y no necesitan ni tan siquiera marca para tener credibilidad ¿o alguien ha puesto en duda lo que aparece en los boletines que dirige Julian Assange? no olvidemos que la marca ‘WikiLeaks’ es nueva en nuestro panorama mental, ya ya ocupa las primear posiciones en cuanto a fiabilidad.

La política va a cambiar, la comunicación se va a reinventar, la economía se va a alterar -repito que hasta ahora sigue siendo maquillaje interesado- y, en definitiva, la sociedad se va a transformar, y, a buen seguro, sobre unos cimientos más sólidos, basados en la verdad y consensuados, de una manera u otra, por un mayor número de elementos decisorios, en los que el valor de sus contactos, cartera e influencias tendrá cada vez menos valor. Los cambios a los que me refiero no son necesariamente de estado, me refiero a los cambios locales, de entorno, que al final conforman los que les siguen en la línea de valor y llegan a los de estado.

Es curioso como la nueva era de la comunicación nos convierte a todos en difusores de la verdad, o de la mentira, y aquí os dejo una foto que desde Twitter lanzó @Alice_pmls, en la que se puede ver a policías tunecinos participando en los saqueos que ellos debían atajar ¿falsa o verdadera? al final es el éxito o no de la difusión el auténtico juez de la cuestión. Me encanta Internet, lo reconozco, pero más me gusta lo que se nos viene encima y comprobar como algunos no lo quieren ver.

Fuente: @Alice_pmls

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s