PROMOCIONAR TU PROYECTO: De profesión ponente


Desde hace ya algún tiempo, tengo la suerte de ser invitado a alguna que otra mesa redonda, conferencia o clase en la universidad o escuela de negocio, como, en principio, conocedor de la materia que me apasiona, Internet, y en concreto en mostrar como se puede orientar a la PYME en la construcción de su estrategia en la Red.

4 años atrás debuté como ponente en la reunión anual de la Internacional Classified Media Association ICMA, en cuyo elenco de conferenciantes me incluyeron para hablar de la relación entre los directorios y los clasificados en Internet. Siendo un bautismo algo complicado -la conferencia se desarrolló en alemán e inglés- ahora no puedo estar más satisfecho de haber dado ese paso, a pesar, como siempre, de los clásicos ‘compusaurios‘ que por aquel entonces tenía por jefes, que consideraban que la mejor forma de aportar a la empresa era calentando la silla al mismo ritmo que se les iban fundiendo sus arcaicas ideas.

No voy a incidir en la idea de un post que ya publiqué en octubre del año pasado, en el que comentaba ‘la importancia de cultivar tu propia marca’, pero si que me gustaría tratar un tema que, en mi opinión, es vital para la promoción de algunas empresas, sobre todo cuando por ubicación no estamos en boca de todos, y que no es más que la necesidad de darnos a conocer como empresa, siempre y cuando, claro está, tengamos algo nuevo que comunicar o aportemos algo diferente a la machacada concurrencia que, aunque no nos lo creamos, no van sólo a por los canapés que acompañan al vino al final de la velada, y, entiendo, están hartos de ver siempre a los mismos, eso sí, con otras perlas por adorno.

Si hace bien poco hablaba en estas mismas líneas de la necesidad de ‘patear la calle‘ para vender -algo que por desgracia es menos habitual de lo que pensaba- lo que trato ahora de expresar es el complemento vital que aporta en una empresa el que sus miembros cuenten su experiencia profesional a quien lo quiera escuchar, y los de arriba, los de siempre, deben borrar de su decálogo la relación entre ocio y conferencia, entre día asueto y jornada de promoción, y, en definitiva, deben vincular, en su justa medida, el esfuerzo de darse a conocer con el escaparate que al fin al cabo se está montando para la compañía, aportando, al menos en nuestro caso, clientes de todo tipo y condición.

Bien es cierto que es difícil diferenciar cuando la promoción empresarial es utilizada por algunos para desarrollar su ego -y airear con mayor pujanza su engordado curriculum-, que para realmente mostrar la trayectoria del grupo, que, si está realmente bien configurado, debe poder prescindir de cualquiera de nosotros si se diera el caso.

Capítulo aparte merecen los ególatras, que, aún hablando de sus negocios -en algunos casos ni tan siquiera tienen empresa alguna y sus méritos serían similares a los artistas del tocomocho-, e incluso tratando de sus libros -en papel, como no podía ser de otra forma-, se atreven a pedir cifras mareantes por su intervención, llegando, sin parpadear, a ocupar euros en forma de cinco dígitos. Aburrido de verles en todos los carteles, hace tiempo que me di cuenta que si les llaman es por algo, así que, en el fondo, me alegro por ellos, que no por su aburrida concurrencia.

Por mi parte, y siempre que me sigan llamando, voy a tratar de ir a cuanto espacio me permita hablar de todo lo que estamos innovando en LINC, de nuestras ideas del mundo 2.0 reflejadas en la PYME, de nuestra idea de la Tele -ahora hechas realidad en Twision-, de nuestros experimentos en Twitter, Facebook, Linkedin o Tuenti que tanto nos han hecho reír -y emocionarnos-, de nuestra nota a la hora de enfocar los clasificados online, de nuestra visión del mundo a través de los mapas de WorldAtlasPedia, de nuestros intentos de crecer como directorio en Poopolo.com, e incluso de nuestras incursiones en el más allá a través de NuestroRecuerdo.comsin olvidarnos, nunca, del siguiente paso: la movilidad. Tantas y tantas cosas que estamos haciendo un pequeño y joven equipo que, si algo le sobra, son ganas, imaginación, ideas, trabajo y, sobre todo, pasión por lo nuestro, pasión por Internet.

2 comentarios sobre “PROMOCIONAR TU PROYECTO: De profesión ponente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s