EXPERIMENTO TWITTER: La cuenta de los Reyes Magos


Hacía ya tiempo que tenía ganas de experimentar con la potente herramienta de Marketing que, a día de hoy, representa Twitter en Internet, y de la que me considero un admirador y apasionado, y a la que creo que no se está explotando ni en sus niveles mínimos, no sólo como herramienta de comunicación, también de información y de búsqueda en tiempo real.

Muchos son los clientes que, a través de la empresa que dirijo, Linc Publicidad, están demandando la administración del microblogging y, como es lógico, sentía la necesidad de someter una cuenta a las más duras pruebas, llevándola, si era posible, a los límites de su capacidad, y así, en mi línea de rechazo al teórico de despacho, basar la estrategia en la práctica y en la experimentación.

Primero pensé en generar una marca ficticia, y a partir de ahí documentar su aceptación, seguimiento y penetración en un determinado ámbito, pero finalmente, y a raíz de la felicitación que hicimos para Navidad con los tres Reyes Magos, me decidí a crear una cuenta en la que diera vida a tan ilustres personajes.

Lo primero, y como es lógico, fue comprobar el estado de la competencia, es decir, cuantas cuentas había activas de los monarcas de Oriente, encontrando que todas ellas estaban prácticamente paradas, como @LosReyesMagos, creada en diciembre de 2007, y que en el momento de iniciar este experimento no tenía movimiento alguno, aunque sí más de 500 ‘followers’, lo que demostraba que en su día sí que tuvo su impacto. También existía, y existe, @los3reyesmagos, casualmente creada en el mismo mes y año que la anterior y que representaba un blog de precioso título en el que se invitaba a los usuarios a subir las cartas con los listados de regalos, contando con algo más de 250 seguidores. Finalmente, @ReyesMagos, representando una buena idea que, asombrosamente, fue creada en octubre de 2009, y hablo con asombro por la idea que me dio de la cantidad de subdominios de Twitter que a día de hoy quedan libres y que pueden valer oro en el futuro. Sin embargo, tan buen nombre emitió su primer y único ‘twitt’ el mismo día en el que fue creado, y, pesar de ello, cuenta con unos inexplicables 69 adeptos a su causa.

Una vez comprobado que la competencia era escasa y muy activa, me dispuse a construir mi propia marca de la ilusión en forma de @SSMMReyesMagos, en la que el nombre del titular fuera ‘Los Reyes Magos’, dándonos a conocer cada vez que siguiéramos a un usuario de Twitter. Esto ocurría en la mañana del domingo 20 de diciembre de 2009, hace escasamente tres semanas, siendo muy consciente del poco tiempo que dispongo para mimar una acción de este calado, reservando, con una disciplina germánica, todas las noches hasta la magia del 6 de enero, sumando horas robadas al espacio reservado para las comidas y, por supuesto, y de forma más intensa, a los días festivos. Es decir, se trataba de una acción particular que, en ningún caso debía interferir en mi vida profesional o personal.

Tiene gracia -aunque en su momento me hizo poca- que, exactamente una hora después de lanzar mi glamourosa cuenta, apareciera una iniciativa calcada en forma de @reyesmagos_es, que a buen seguro partía de algunos de mis primeros ‘seguidos’, lo que demostraba uno de los grandes principios de Internet: en este medio imitar es muy fácil, y lo que es peor, hay una falta de imaginación catastrófica, con un reflejo claro en nuestras irrisorias cifras de perfiles emprendedores. Sin embargo, traté de andar mi camino y continué con mi estrategia de seguir a cuanta más gente mejor, para así aumentar mi número de seguidores, y una vez captados dejar ‘desfollogüeados’ a aquellos que no accedieron a hacer lo propio, una estrategia habitual en empresas y en algunos particulares, que asemejan sus cuentas al famoso refrán que elude a los hombres, y que, aunque negaré haberlo escrito, dice algo así como ‘prometer, prometerás, hasta haber metido, una vez metido, nada de lo prometido’, y que cada uno lo interprete de forma y manera particular.

El primer día, el mismo día 20 de diciembre, agoté el máximo número de personas que puedes seguir, y que según las normas de Twitter es de 1.000 -sin embargo si te permite dejar de seguir a más de 1.000 en un sólo día, lo que para mi es un spam de igual o peor calado-. Ese día alcancé el cupo de una forma poco ortodoxa, pero no por ello casual, busqué uno de mis seguidores que a su vez tuviera unos 1.000 adeptos, y se los fusilé sin miramientos, a la espera de ver cuantos me correspondía con un follow en las 72 horas siguientes, resultando que tan sólo 58 fueron corteses  e hicieron los propio. Un 5,8%, o lo que es lo mismo, una cifra ridícula, lo que demuestra que la segmentación a la hora de seguir es fundamental, algo que no se me escapaba, pero quería, una vez más, forzar la cuerda para tener una idea aproximada de lo que pudiera pasar. A los tres días, comencé a seguir otros 500 ‘voluntarios forzosos’, aunque esta vez sólo serían usuarios de Twitter que hubieran actualizado su estatus dentro de las tres horas anteriores, con un resultado más gratificador, 93 personas de se unieron a la causa de los viajeros de Oriente, un 18,6%, tres veces más que haciéndolo de forma aleatoria. En mi afán de estirar el chicle hasta que me lo permitieran los responsables del invento en San Francisco, consideré oportuno seguir persiguiendo fans hasta alcanzar el máximo total permitido, 2.000, así que al observar que las mujeres eran principalmente las que se iban subiendo a nuestros camellos, busqué entre las seguidoras de mi cuenta personal listas de mujeres, como ‘ellas’, ‘women’ o ‘girls’, clicando el ‘follow’ de 300 de ellas, siempre y cuando hubieran estado activas, una vez más, en las últimas tres horas, conquistando su ilusión al menos en 72 de ellas, un 24% de efectividad. Aunque esté mal decirlo, pero en este tipo de estudios es necesario, utilicé la guerra sucia en los 100 siguientes, siguiendo a todos los que se habían ido a la competencia y pasaron por su Twitter en las últimas horas, consiguiendo aquí más de un 35% de auténticos desorientados ante tanta magia. Traté de hacer una segmentación geográfica, pero dada la naturaleza de ‘mi producto’ no tenía mucho sentido -aunque sería buena hablar de la diferencia en el uso de Twitter entre España y América, separándonos un abismo considerable-. Finalmente dejé los últimos 100 para corresponder a favores, gente especialmente activa o personas que se volcaron con Gaspar, Melchor y Baltasar, así como a medios de comunicación que queríamos que supieran de nuestra existencia, llegando al día 31 de diciembre con 506 seguidores, de los que, según ‘Friend or Follow’ 296 eran mis amigos, o lo que es lo mismo, me seguían y yo hacía lo propio. 258 eran básicamente siguiendo la estrategia ‘yo te sigo y tú me sigues’ y 38 fueron ‘premiados’ por su participación e implicación con los magos. Entendiendo que aunque trate de sacar las cifras con exactitud, puede haber pequeños errores de apreciación.

Sin embargo, la cifra de seguidores el último día del año de 2009 era superior a 500, lo que significaba que más de 200 personas nos seguían de forma ‘sincera’. Os puedo asegurar que todas ellas se sumaban siempre cuando se activaba el fin para el que fue creado el microblogging, LA CONVERSACIÓN, y es que cada noche, cuando iniciaba una historia, una discusión, un intercambio o lo que fuera, automáticamente veía aumentada la lista de seguidores. Lamentablemente, no le podía dedicar más que el tiempo que resumí al principio de este post. El final de año y el día a día es demasiado intenso y no permite ni un segundo para distracciones, pero es obvio que, en este invento americano, lo importante es estar ahí, responder y hablar para obtener confianza para la marca o empresa, y eso requiere algo más que un Social Media Manager. Para cortejar a los posibles ‘fans’, adeptos, prosélitos o devotos, es necesario una persona involucrada, alejado de un horario y con cierto mimetismo con lo que representa.

Por tanto, y frente a estos datos, las conclusiones que extraigo en cuanto a la estrategia de captación de ‘followers’ son:

  • Es imprescindible segmentar a los usuarios a los que vamos a ‘atacar’ si es que finalmente consideramos que esta es nuestra estrategia.
  • Las listas son una fuente rica para separar la paja del trigo y dirigirnos sólo a los que entendemos pueden incorporarse a nuestros principios.
  • Filtrar geográficamente resulta muy eficaz para cualquier campaña, de nada serviría dirigirte a personas que no están en tu radio de acción, y Twitter, en un porcentaje alto, ofrece este dato en forma de coordenada o de topónimo.
  • Conversar, responder y, en definitiva, estar ahí, es el verdadero secreto para acercar a los más fieles seguidores, lo que requiere disciplina, trabajo e implicación, un tema que difícilmente podrá ser asumido por una empresa en la que su responsable de estos menesteres se considere uno más en nómina, con sus horas, tiempos, pausas y espacios, y sin que se sienta tan identificado para que, sin dejar su vida personal, sea capaz de ocuparse con una sensación para el usuario de 24 horas.
  • Internet es en un instrumento BIDIRECCIONAL, y quien no entienda esto se quedará en la era de la Olivetti sin la menor de las dudas.

El buscador de Twitter es un pozo lleno de tesoros. Guardé en ‘búsquedas favoritas’ términos como ‘Reyes Magos’, ‘Navidad’, ‘Regalos’, ‘Papa Noel’ y otros, y de vez en cuando hacía un barrido para ver si alguien hablaba de alguno de estos temas, iniciando así conversaciones con usuarios que precisamente en ese momento al menos tenían en mente la principal temática que representábamos. Entiendo, por tanto, que cuando gestionamos una campaña de un cliente de ‘tomates’, tendremos que estar atentos de comentarios sobre esta hortaliza de la familia de las solanáceas, y, por supuesto, del gazpacho.

El primer día del año, escuchando de fondo el Concierto de Año Nuevo, contábamos con 510 admiradores y cerca de 2.000 supuestamente admirados por nosotros, y al compás de El Danubio Azul me quité de encima todos y cada uno de los dos millares de seguidos, excepto aquellos que eran mis amigos según ‘Friend or Follow’, con lo que se quedó una cuenta compensada 1/2 aproximadamente. Por delante me quedaban tres días libres y esperaba alcanzar los 600 antes de que inundaran los Reyes de regalos nuestras casas, sin que para ello tuviéramos que seguir a nadie más, con una única estrategia, la conversación, tratando de incentivar mi objetivo y encima pasándomelo muy bien, porque ya comentaré al final, pero si algo he hecho en esta experiencia es pasármelo bien, muy bien.

Ya antes de rebajar bastantes kilos mi peso en ‘seguidos’, empecé a listar a la gente que seguía la cuenta @SSMMReyesMagos, iniciando la división de ‘followers’ por listas, un aspecto muy importante también dentro de la estrategia Twitter, LAS LISTAS. Una de ellas, la primera, prometía ‘Regalos’ a todos ellos, ‘Un poquito de carbón’, con cariño para algunos pocos que pudieron cometer algún error, ‘Deseos y regalos’ a los implicados, ‘Pajes’ a los verdaderos pelotas y amigos, ‘Carbón de mina malo’ dedicado a @MartaAbella -quien me lo hizo pasar muy bien con su defensa al ‘Gordo de la Coca-Cola’-, ‘C02’ a petición de @Reverenda -una verdadera crack en mi Timeline– y, finalmente, ‘Regalos de última hora’, una lista por necesidad al no poder incluir a nadie más en la lista de ‘Regalos’, que, como todas las listas, no permite engrosarla con más de 500 perfiles.

No sólo listamos, también fuimos listados, y a este punto creo que le debemos prestar tanta o más atenciones que a nuestras propias relaciones de usuarios. Las listas en las que fuimos incluidos nos daban credibilidad y envidenciaba el cariño con la idea estaba siendo acogida. ‘No son bots’, ‘imposible no seguir’, ‘iniciativas’, ‘gente genial’, ‘friki’ o ‘twitter bromas’ son algunos ejemplos de estas pistas que nos dio ánimo para seguir en la misma línea.

Conversando, compartiendo, respondiendo y escuchando, fueron pasando los días y las anécdotas se iban sucediendo, a la par que las curiosidades, sirviéndonos todas ellas para ir adquiriendo mayor conocimiento del medio que estábamos estudiando, resaltando la asombrosa sordera que padecen los medios de comunicación que están presentes en Twitter, que, por descontado, sabíamos que no nos iban a seguir, pero que, salvo honrosas excepciones, no responden nunca cuando se les alude en la ‘Twitteresfera’, dando una impresión de lejanía y altanería que me defraudó profundamente, y que refleja nítidamente lo mal que están manejando estas herramientas en casi todos ellos, incluyendo alguno exclusivo del medio digital que se considera a la vanguardia de todo esto y que, en mi opinión, debe escuchar más y halagarse menos. La honrosa excepción fue ABC (@abc_es), a quienes desde aquí felicito sinceramente, y, en menor medida, 20 Minutos (@20m) y El Confidencial Digital (@ecd_), los únicos que respondieron a nuestras preguntas.

Por otra parte, también nos llamó la atención las malas artes de algunas marcas que yo consideraba punteras en este medio, y es que obviaban nuestra invitación a seguirnos y, al igual que los medios de comunicación, sufrían alguna enfermedad en el oído que les impedía respondernos. Un grave error cuando representas a una firma, y es que debes entablar conversación aunque el perfil que se dirige a ti no sea interesante, ya que entonces estás cayendo en la discriminación, y, tal y como están las cosas hoy en día, no nos lo podemos permitir, aunque yo diría que ni hoy ni nunca.

La gente, las personas, los tuiteros y, en definitiva, quienes han estado detrás de un teclado o un móvil, son los verdaderos artífices de este experimento, y a todos ellos estoy muy agradecido. Como en cualquier comunidad hemos encontrado de todo, recibiendo más de 130 Direct Messages con historias y vivencias, pero lo más importante han sido nuestras conversaciones, dónde hemos tratado de responder a todos y cada uno de ellos, lo que justifica los 1.644 tweets que refleja la cuenta, quitando cualquier tipo de sospecha a algunos incrédulos que en un principio nos tildaron de ‘bot’. Está claro que las pasiones se reflejan también aquí, y siempre trataron de mezclar incluso fútbol, sexo y política con los Reyes Magos, provocando, la última temática listada, la elegante deserción de un famoso tuitero, al que tengo mucho cariño y con el que comparto muchas ideas, pero la diplomacia en este proyecto requería el ‘no posicionamiento’ en ninguna materia, salvo las lógicas del sexo por la condición de hombres de los de Oriente y el juego que siempre da esta temática. Lógicamente la mala educación, e incluso la agresión verbal estuvo presente, y a todos ellos les respondí, sin rebajarme a tan primitivo estado, y tratando de razonar, y es que al fin y al cabo ellos no tienen la culpa, como siempre, la tienen sus padres, lo malo es que me dio la sensación de que ya estaban en edad de ser progenitores, con lo que me pongo en lo peor en relación a esos niños. Por descontado que ninguno de los considerados ‘gurús’ llegó a seguirnos, ni siquiera mencionarnos, tan sólo José Luis Orihuela (@jlori) nos dedicó un guiño que desde aquí agradezco, y mucho.

Pero me quedo con lo mejor, y muchos son los datos que me dejo en el tintero. Muchos son los aprendizajes y los apuntes que he tomado. Daría para escribir varios post, pero dejadme que me guarde algún secretillo y estrategia para utilizarlas en mi vida profesional, en Linc Publicidad, y con quien mi equipo, dónde uno de los componentes empezó a sospechar que yo estaba detrás de la cuenta, y es que el estilo a la hora de escribir, también en Twitter, no se puede ocultar.

18 días, 610 personas personas pendientes de las andanzas de nuestros queridos Reyes Magos, 1.644 tweets, 130 mensajes directos y mucho, mucho cariño, resumen este estudio que tan bien me lo ha hecho pasar y que tantas cosas me ha hecho descubrir, de Twitter y de las personas, unos verdaderos encantos que espero seguir a partir de ahora a traves de mi cuenta personal @GuzmanGarmendia, y a quienes quiero agradecer profundamente el cariño con que se han dirigido a nuestra cuenta, la ilusión que han puesto y el papel que han jugado. Una experiencia única que nunca olvidaré, y que les dedico a todos ellos, y el año que viene seguro que volveremos con más regalos, deseos y favores, con o sin cuenta de Twitter, pero volveremos. Muchas gracias!!!!!.

27 comentarios sobre “EXPERIMENTO TWITTER: La cuenta de los Reyes Magos

  1. Me ha servido de relajamiento durante estas vacaciones, me gusta la fantasía al escribir, gracias por esta tarea en beneficio de los demás. Un abrazo y hasta el año que viene

  2. He seguido algunas experiencias curiosas en Twitter como el recuerdo del 23-F. Esta las ha superado, ha sido divertida y, sobre todo, conversación pura. Resume y exprime la esencia de las redes

  3. ¡La imaginación al poder!, y la experiencia al curriculum!, quieras o no Lincpublicidad ya se ha diferenciado y está comunicando esa capacidad de observar el medio. Me ha gustado mucho leer un experimento tan actual sobre el comportamiento humano y que lo hayas compartido.

  4. No sabia que era un experimento y la verdad es que no me importa, me lo pase bien.

    Estoy en la lista regalos, asi que aun espero el regalo😛

    Enhorabuena por los resultados.

  5. Recibi mis regalos y mi carbón, tal como me indicasteís, gracias por vuestro regalos, por vuestra simpatía y vuestro tiempo, que sigaís así y nos vemos en futuras ediciones.

    Un abrazo.
    Sergio @bcnt02

  6. Interesantísimo post sobre tu experiencia y que nos resulta muy útil a la gente que trabajamos de community manager aunque sea parcialmente. Una pena que no me enterase de esta iniciativa, no sé, me pasó totalmente desapercibida, si no, la habría seguido. De hecho ya seguía una de las cuentas que mencionas.

  7. oh vaya, me siento aún más rubia si cabe….pero, los reyes magos, entonces no existen?🙂

    ha sido una experiencia divertidísima, gracias a ti!

  8. En casa no sabiamos que era un experimento…pero nos ayudo mucho a entender que tanto importan los tweets en nuestra vida, por un buen rato estuvimos preocupadas porque no teniamos contestacion …a pesar de ya no estar conectadas jajajaja

    Y …yo si creo en los reyes magos! Asi que perdonen, olvidare un poco lo que acabo de leer y seguire molestando a Melchor, Gaspar y Baltazar en el twitter n_n

    Saludillos!

    Liz

  9. Anda, que curioso experimento.
    Yo hubiese utilizado otros trucos, pero está muy bien el estudio y conclusiones.

    Personalmente no quise devolveros el follow por algo asi como si crees en los reyes siguenos o similar, no recuerdo bien, como no era acorde con mis ideas lo que deciais no os seguí, pero, por otro lado, conozco a quienes si lo hicieron.

  10. Muchas gracias a todos por los comentarios. La verdad es que ha sido una pedazo de experiencia, y aquí he publicado buena parte de los datos, pero me he dejado muchos que, tal vez, me sirvan para otros post. Por ejemplo: Hacer RTs a mansalva no sirve de nada, no te sigue nadie después de hacer RT a lo pelota, comprobado.

    Mil gracias, le puse mucha ilusión y lo he pasado bien ¿qué más se puede pedir?… Nos vemos en @SanValentin🙂

  11. Felicidades Guz!
    Todo un experimento muy instructivo y con datos importantes para reflexionar.

    Eso sí, pedí viajes y quiero viajes… no intentes desviar la atención!

    Besos!

  12. Excelente post Guzmán! Menuda currada te has pegado! Unas conclusiones muy interesantes las que sacas de esta experiencia!

    Coincido contigo en la “sordera” de los medios de comunicación en Twitter y de algunas marcas. No entiendo para qué están en Twitter si luego no quieren responder a las preguntas de la gente… Seguramente sea porque está de moda esto de estar en Twitter…

    Un saludo!

  13. Enhorabuena por la experiencia!
    Me encantó ser amiga de los Reyes Magos! Está fenomenal ver el experimento contado por el creador y entender mejor algunas de las cosas que pasan en Twitter (y el gran trabajo que hay detrás).
    Estoy contigo en la necesidad de mantener la conversación de una manera real: es como mantener a los amigos en la vida, hay que mimarlos, cuidarlos y hacerles caso… o se pueden perder.
    Ya tengo ganas de ver para cuando otra experiencia!
    Saludos!

  14. Macho, pero qué rollo te has marcado… que sí, que muy buena la autopromo, pero, sinceramente, no estás contando nada que los profesionales del tema no sepamos (sepan) ya… los mismos “trucos” de siempre, pero esta vez diciendo que has inventado la sopa… vaya vaya

  15. Ha estado muy bien! Me han gustado mucho la experiencia y el informe.
    PD: voy a mirar enqué lista me pusiste…😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s