La importancia de cultivar tu propia marca


Hace ya mucho tiempo, y ahí están mis antiguos equipos -ahora amigos- para corroborarlo, vengo insistiendo a la gente con la que he tenido la suerte de compartir mis diferentes cometidos profesionales, en que es muy importante trabajar la marca personal en beneficio propio, ya que, por descontado, ese beneficio se traslada a la empresa para la que trabajan de forma inmediata.

Esta reflexión, tan difícil de asumir para mis queridos ‘compusaurios‘ y para las estructuras arcaicas, la suelo cifrar en un 90-10, es decir, utiliza el 90% de tu tiempo para dejarte la piel por quien te paga, y deja un 10% del día para propagar y mejorar tu imagen personal por la red.

La división, la mayor parte de las veces, viene acompañada de personas cuya dedicación al trabajo sobrepasa, con creces, las 40 horas semanales, y es que lo habitual, si difunden su ego por la red, es porque la materia a la que te dedicas, más que tu trabajo, suele ser tu afición.

Me he animado a escribir este post después de leer a Carla Delgado, a quien no tengo el gusto de conocer en persona, pero a quien sigo regularmente en su Blog, y ahora, más enriquecedor aún, en su Twitter. Carla,  experta en diseño y creación de marca, ha editado 5 vídeos bajo la URL ‘CreaTuMarcaOnline.com‘ en los que trata de explicarnos precisamente lo que trato de inculcar a mi equipo, y, por tanto, a mi mismo.

Casualmente, esta mañana me ‘enfrascaba’ -en la mejor de las acepciones- con Rafa Aguilera a través de Twitter, en un interesante ‘twitterdiálogo’ que acababa sugiriéndonos la creación de un ‘hashtag’ tipo #twitterparatumarcapersonal, y es que hemos tratado de enumerar los mejores ejemplos de Twitter para trabajar una marca personal.

Finalmente, y vía Tristán Elósegui, leo un interesante post de Gaby Castellanos, en el que habla de una figura que me ha encantado: el Tweetero Narciso/Egolatra, que trata de diferenciarlo del Tweetero Celebrity, dando en el clavo de lo que en definitiva está dibujando toda esta red exhibicionista.

Es decir, esto de la marca interesa, mucho, y yo sin saberlo, aunque intuyéndolo.

Guzman_Garmendia_Google

La realidad suele ser siempre la misma, trabajar la marca personal en la red es importantísimo, e insisto, no sólo para el egolatra, también para el firmante de tus nóminas, pero como en todo, hacerlo bien o mal será determinante. Es obvia, siendo de igual aplicación a la vertiente personal que a la empresarial, la máxima de que es necesario dibujar primero la estrategia a seguir, y huir de ‘regar’ la red de tu ‘pesado’ nombre o marca, a riesgo de que empecemos a odiarte, como yo ya he empezado al menos rechazar, a algún gurú del tres al cuarto.

Blog, Twitter, Facebook, Tuenti, Linkedin, Xing y un largo etcétera son las herramientas disponibles. Escojamos las adecuadas a nuestro objetivo -no necesariamente todas- y dinamicémoslas de forma coherente, tratando de llevar el mensaje de forma clara a cada uno de los auditorios, evitando, como mero ejemplo, replicar en Facebook todo lo que decimos en Twitter -inundaremos los raquíticos muros de nuestros falsos amigos de la red social-.

Tendremos tiempo para hablar y compartir las formas de utilizar cada uno de los espacios, de momento, establezcamos que queremos ser de mayor, tratando de trabajar y actuar de la mejor manera posible, procurando seguir siendo artistas cuando crezcamos, tal y como decía Picasso en su frase ‘Todos los niños nacen artistas. El problema es seguir siendo artista al crecer‘, dicho recogido por Isma en su Blog.

7 comentarios sobre “La importancia de cultivar tu propia marca

  1. Guzmán,

    Muy interesante.

    Sin duda la gestión de la reputación online es fundamental, tanto para empresas como para individuos. Estoy 100% de acuerdo contigo en esto.

    Donde me parece que tu post necesita más desarrollo es en cómo se gestiona una adecuada promoción de marca personal, cuando forzosamente has de tener en cuenta las repercusiones para la marca de quien paga tu sueldo, en caso de que se trabaje por cuenta ajena. Es decir, creo que es una simplificación demasiado rápida el decir “dedica un 10% de tu tiempo para promocionar tu marca online”.

    Si dices eso a las personas de tu equipo, pero no das unas pautas de cómo hacer compatible esto con la imagen de la empresa para la que trabajan, creo que se les puede conducir a errores importantes.

    Cuando uno se manifiesta profesionamente en internet, y es trabajador por cuenta ajena, ha de saber que quiera o no está fundiendo su imagen con la de la empresa que le paga el sueldo. En este sentido, ¿Qué pautas al respecto le das a tu equipo?¿Cómo les trasladas la estrategia de la empresa que les paga, y su política de marca, para que no vayan en contra de ella si no que la refuercen?

    Lo digo porque hay personas que están cometiendo errores de bulto en este sentido, y gestores de equipos que, seguramente con buena intención, están equivocando de cabo a rabo lo personal, lo laboral y lo profesional.

    Esto, además se nota MUCHO.

    Distinto es el caso de emprendedores y personas que se pagan su propio sueldo. Como en este caso empresa y persona son un mismo ente, la gestión coherente de ambas marcas es algo que ya suelen tener en cuenta naturalmente.

  2. Muchas gracias LJ asesores.

    Interesantísima reflexión.

    Respondiendo a una de tus preguntas, el cómo hacerlo, tal y como digo en el post, es una cuestión que debe abordarse personalmente, tomando al individuo como una empresa, y recreando la estrategia a seguir. Es materia clara para un post, y función que en ningún caso debe ser improvisada por su relevancia.

    En cuanto al punto que más te preocupa, la relación con mi equipo se basa en la confianza, por lo tanto, las pautas las saben de sobra sin yo tener que escribirles los diez mandamientos. Es lo mismo que cuando te dan una VISA de empresa, no te dan una lista de gastos que no puedes pasar: la compra del super, la tintorería, la guarde de los peques, etc.

    Una vez superada la confianza -te aseguro que en mi equipo está al 100% y si no fuera así tomaría medidas- reconozco que es muy complicado no mezclar lo personal de lo laboral. Por ejemplo, con Twitter, ¿es profesional o es laboral?… ni idea. Pero una vez mas, confianza máxima en el equipo, diálogo, comprensión, apoyo y, algo que no tienen muy claro algunos directivos, defensa a tope de tu equipo en cualquier ámbito, así como saber acercarte, conocerles y que te vean uno mas. Esa es mi fórmula, que no le vale a todo el mundo, sobre todo a aquellos que sólo saben acercarse a la cúspide de la pirámide.

    Muchas gracias por tu comentario, me gustaría saber quienes sois. Os he hecho googling con ‘LJ asesores’ y no os he encontrado🙂

    un saludo.

  3. Guzmán,

    Pero gestionar un equipo no es SOLO confianza.

    Me refiero a cómo te aseguras de que hay un alineamiento con la imagen que deben trasladar de la empresa.

    Piensalo🙂 Es interesante.

    Gracias por tus comentarios.

  4. Hola, gracias.

    Confianza, y perdona que insista, es la base de toda relación. Confianza es delegar, permitir presentar lo que tu equipo ha trabajado, no ponerte medallas en su nombre, transferir la información de forma fluida de arriba a abajo y un larguísimo etc, y eso sólo se consigue aplaudiendo, estando presente, ayudando, arrimando el hombro con ellos y haciéndote sentir uno más, y así te aseguras que hay alineamiento con la imagen que deben trasladar de la empresa.

    Una vez tengas confianza, hablamos de todo lo demás. Pero sin ruedas no hay coche, y muchos menos imponiendo.

    Muchas gracias por leerme. Sigo sin saber quien eres🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s