‘Sólo descansa el que se cansa, y para cansarse hay que haber trabajado’


Con esta simple pero magnífica frase tenía por costumbre cerrar el curso nuestro profesor de química en mi colegio de toda la vida, dándonos a entender que hurgáramos en nuestras conciencias para ver si nos merecíamos o no las tan ansiadas vacaciones. Muchos años pudo hacerme recapacitar este comentario, pero de lo que hay no hay duda es que este año sí que se merece mi familia unos días de descanso y desconexión. A ellos les he prometido que no llevaré el ordenador, objeto hasta este momento mimetizado con mi anatomía, por lo que no escribiré hasta mi vuelta.

Como es natural, Canarias será mi destino, y aunque no pisaré Lanzarote, Roque Nublo, Teide y Garajonay harán de anfitriones en Gran Canaria, Tenerife y La Gomera.

El Teide desde el Parador de La Gomera

4 comentarios sobre “‘Sólo descansa el que se cansa, y para cansarse hay que haber trabajado’

  1. […] un post a modo de despedida veraniega que titulé con la célebre frase de mi profesor de química: ‘Sólo descansa el que se cansa, y para cansarse hay que haber trabajado’. Pues bien, un año más, y con una sonrisa dibujada en la cara, sinceramente digo que me voy a […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s