¿Universidad o colegio?


Hace ya más años de los que me gustaría, iba a la universidad. Cursaba Ciencias de la Información en la Complutense de Madrid, y mi percepción de todo aquello era de un ‘borreguismo’ lamentable. La universidad, lugar en el que supone reside la sabiduría futura, que debería ser foro de discusión, germen de ideas y antesala de profesionales, era más bien una masa de gente que venía con la carpeta debajo del brazo a las 9 en punto de la mañana y se iban a las cinco de la tarde, ‘a las cinco en punto de la tarde’, que diría Lorca en su hermosa poesía. El objetivo del estudiante: aprobar. Única y exclusivamente, y eso en una facultad como la que yo iba entiendo que es inadmisible. Un buen día, Felipe Sahagún, profesor mío de Relaciones Internacionales, repartió un folio en blanco a primera hora de la mañana entre los asistentes a su clase y nos pidió que pusiéramos nuestro nombre y dos titulares que deberían estar en los diarios de ese día. Pues bien, aún siendo todos futuros comunicadores, casi nadie había visto las noticias esa mañana, ni en la tele, ni en la radio y, por supuesto, ni en los diarios, objeto no identificado que no compraba absolutamente nadie en ese recinto. Una pena.

Entiendo que a día de hoy la cosa sigue igual, y así, con unos licenciados que se han limitado a hacer lo mismo en la Universidad que lo que hacían cuando tenían 14 años e iban a BUP, ESO o como quieran llamarlo, no pueden cambiar el pensamiento de una sociedad que ellos compondrán en el futuro y que será la base para que sus hijos sean felices. Teniendo en cuenta los retos a los que nos enfrentamos y que inexorablemente nos llevan (de seguir así) a la reducción drástica, cuando menos, de la calidad de vida, habría que empezar a alentar a la comunidad universitaria a movilizarse en busca de soluciones de base en temas como el cambio climático, los hábitos alimenticios (este tema merecerá su post, más aún después de leer que nuestros hijos tendrán menor esperanza que nosotros por el consumo de grasas), la pobreza y, por desgracia, un largo etcétera.

 cole.jpg

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s