¿Para qué?


Hace unos días, compartiendo mesa y mantel con un compañero, comentamos una historia a la que llevo dando vueltas desde entonces. Habla de un pescador, que bien podría ser de Águilas, Murcia, un pueblito encantador en el que he pasado largas temporadas. Pues bien, este hombre estaba concentrado en su faena y sin darse cuenta pescaba un pez tras otro, cada vez más grande, y con una maestría propia de los ‘hombres de mar’. En ese momento, un individuo trajeado, con gafas de sol y pañuelo en el bolsillo de la chaqueta, se le acerca y le comenta: ‘¿Pero ha visto usted como pesca?, podría vender estos pescados en la lonja y sacaría una buena tajada’, ‘¿para qué?’, responde nuestro protagonista de piel curtida, ‘pues hombre, para que con ese dinero se compre una caña mejor y pesque más’, responde anonadado el trajeado, ‘¿para qué?’, insiste el pescador sin despegar de su labio el Celta sin filtro, ‘buen señor’ continúa el aparentemente fino,  ‘así podrá usted vender más, contratar a gente con una caña y hacerse mayorista del pescado’. Tras una pausa, y sin inmutarse lo más mínimo, el hombre de la caña pronuncia: ‘¿para qué?’. Las gafas de sol del proponente no dejaban ver sus ojos como platos, pero sin perder la calma responde: ‘con el dinero de su mayorista podrá montar una cadena de pescaderías por toda España y ver su nombre en neón en muchos escaparates de nuestro país’. Lejos de asombrar al pescador, y mientras se disponía a sacar el enésimo pescado pegado al anzuelo preguntó: ‘¿para qué?’, ‘pues para que inaugure la mayor multinacional del pescado español’, respondió sin dejar terminar el insistente personaje que comenzaba a chupar un puro, mientras continuaba, ‘y si me pregunta otra vez ‘¿para qué?’ le diré que con todo lo que haya ganado podrá volver a este maravilloso pueblo para estar relajado y poder compartir su tiempo pescando, con su mujer, con sus hijos y lejos del mundanal ruido’. Cuando ya parecía que las únicas palabras que sabía pronunciar este aguileño eran las dos que componen su famosa pregunta dijo: ‘esa es exactamente la descripción de mi vida a día de hoy’.

Cada uno que saque su conclusión.

 aguilas.jpg

2 comentarios sobre “¿Para qué?

  1. Mi opinión, ahí va.

    En la vida hay que marcarse unos objetivos que deben ser ambiciosos si queremos mejorar.

    ¿Pero a que le llamamos mejorar?.

    Lo importante es sentirse a gusto con lo que haces en tu vida y valorar si determinadas pretensiones merecen la pena.

    Hay que usar la balanza y pensar en lo que llena tu vida y en lo que vas a ganar y perder en lo que quieras emprender.

    Asi sabras si merece la pena el cambio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s